Historias de la India sobre el Aquí-Ahora

Historias de la India sobre el Aquí-Ahora

“Ni tú ni yo somos los mismos”

Entre los primos de Buda, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.

Cierto día que Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida.

Sin embargo, la roca sólo cayó al lado de Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo.

Buda se dio cuenta de lo sucedido y permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

BudaDías después, Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.

Muy sorprendido, preguntó: -¿No estás enfadado, señor?

-No, claro que no.

Sin salir de su asombro, inquirió:

-¿Por qué?

Y Buda dijo:

-Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando fue arrojada.

Cuando estamos totalmente en el aquí y ahora, somos nuevos y perfectos tal como somos. No hay pasado, ni futuro.

Recordemos que todo pasa y todo cambia todo el tiempo.

 

“Vivir en el momento”

Buda5Un hombre se le acercó a un sabio anciano y le dijo:

Me han dicho que tú eres sabio… Por favor, dime ¿qué cosas puede hacer un sabio que no está al alcance de las demás de las personas?

El anciano le contestó: cuando como, simplemente como; duermo cuando estoy durmiendo, y cuando hablo contigo, sólo hablo contigo.

Pero eso también lo puedo hacer yo y no por eso soy sabio, le contestó el hombre, sorprendido.

Yo no lo creo así, le replicó el anciano. Pues cuando duermes recuerdas los problemas que tuviste durante el día o imaginas los que podrás tener al levantarte. Cuando comes estás planeando lo que vas a hacer más tarde. Y mientras hablas conmigo piensas en qué vas a preguntarme o cómo vas a responderme, antes de que yo termine de hablar.

El secreto es estar consciente de lo que hacemos en el momento presente y así disfrutar cada minuto del milagro de la vida.

 

Vivir en el Aquí-Ahora…es posible?

Vivir en el Aquí-Ahora…es posible?

Os voy a dar algunos truquillos porque lo que si os puedo asegurar es que si conseguimos vivir el presente, se vive muchísimo mejor, se encuentra uno  en paz  y esa paz también se transmite a los que nos rodean!!! Esta claro que no podemos permanecer siempre en el presente, pero intentémoslo el mayor tiempo posible

1.- Cada hora más o menos, respira profundamente y fíjate en lo que estas pensando.  Tengo que comprar  queso… uhmm….que le pasara a mi hijo…uhmmmm…

Solo míralos, sin juzgarlos, sin ponerles etiquetas…y déjalos pasar, no les des importancia, no te centres en ellos. Después vuelve a respirar profundamente y observa cómo te sientes. Solo eso.

Y así podrás darte cuenta de cuales son esos pensamientos que se repiten y podrás dedicarte a ellos para resolverlos y así centrarte en el momento presente.

iStock_000007706240XSmall2.- Siente, permítete sentir, simplemente eso, sin pensar. Nada de juicios, nada de clasificaciones, solo ser consciente de cada sentido, de cada sensación.

3.-  Regresa. Cuando te pilles recordando cosas pasadas, que además normalmente van a  ser negativas, vuelve al presente. Corta con esos pensamientos y observa donde estas, que pasa, que hay ahí, contigo.

4.- Huye de la monotonía, de la rutina porque es en esos momentos y como estas tan acostumbrado, el inconsciente toma el control y dejas de estar en el presente. Así que cambia tus hábitos: la ruta para ir al trabajo, el desayuno, la secuencia que sigues al levantarte de la cama….

5.- Cambia tus hábitos: come con la mano izquierda  o con la derecha si eres zurdo, así estarás centrado en lo que estas haciendo porque de verdad que es un tanto complicadillo, y podrás tener el tiempo y e momento para apreciar los sabores de la comida.

Cambia tu posición en la mesa, no comas siempre en la misma parte de la mesa ni en la misma silla. Unos días puedes comer con la tele encendida y otros apágala y disfruta del silencio.

6.- Cuando vayas andando por la calle, levanta la cabeza. Si vas con la cabeza hacia abajo es posible que estés más centrado en tus pensamientos que si la levantas.

Y entonces aprovecha para observar, para prestar atención a los miles de detalles que hay en tu camino: las casas, su color, su forma; las personas como andan, como miran; los coches, el modelo, su conductor, los ocupantes….

Ademas puede ser muy divertido si cada día te vas fijando en cosas diferentes: Hoy solo los coches, mañana, las mujeres, pasado los niños….

7.- Y por ultimo….ves más despacio. Para que correr tanto? Frena un poquito la forma de vivir, porque cuando uno saca la cabeza por la ventanilla de un coche que va muy rápido…no ve nada!!!
Mirar lo que nos dice Osho:osho-aquc3ad-y-ahora

Hay dos tipos de movimientos.

  • Uno es lineal, nos movemos siguiendo una línea, de una cosa a otra, de un pensamiento a otro, de un sueño a otro sueño. Nos movemos en una línea horizontal. Este es el movimiento del tiempo; es el movimiento de los que están completamente dormidos.

El otro movimiento  tiene lugar en una dimensión totalmente diferente.

  • Es el movimiento vertical, profundo.

Cuando el pensamiento cesa es cuando comienza este nuevo movimiento.

Caemos a las profundidades, como si cayéramos en un abismo.

Las personas que meditan profundamente llegan tarde o temprano a este punto; entonces les entra miedo, porque les parece que se ha abierto un abismo sin fondo… sienten vértigo, miedo. Les gustaría agarrarse al antiguo movimiento porque era algo conocido; esto se parece a la muerte.

Pasar de la horizontal a la vertical es la muerte, es la verdadera muerte.

Pero solo es muerte vista desde un lado; vista por el otro lado es resurrección. Es morir para nacer; es morir en una dimensión para nacer en otra dimensión.

Si te mueves de un pensamiento a otro, sigues estando en el mundo del tiempo (linea horizontal).

Si te mueves hacia dentro del momento, no del pensamiento, te mueves hacia la eternidad (linea vertical).

No estás estático porque nada puede estar parado en este mundo, nada puede ser estático.

En la línea horizontal, te mueves por motivaciones. Tienes que alcanzar algo: dinero, prestigio, poder o a Dios, pero tienes que conseguir algo. Hay una motivación.

El movimiento con motivación, equivale a dormir (inconsciente).

El movimiento sin motivación significa conciencia (despierto).

Te mueves porque moverse es un puro gozo, te mueves porque el movimiento es vida, te mueves porque la vida es energía y la energía es movimiento. No hay ningún objetivo, no intentas conseguir nada. De hecho, no vas a ninguna parte, no estás «yendo», estás simplemente gozando de la energía. No hay ningún objetivo fuera del movimiento mismo.

El mundo entero se mueve.

La existencia se mueve dentro de la eternidad.

La mente se mueve en el tiempo.

La existencia se mueve hacia las profundidades y las alturas, y la mente se mueve hacia adelante y hacia atrás.

La mente se mueve horizontalmente; eso es el sueño.

Si puedes moverte verticalmente, eso es la conciencia.

Vive en el momento. Incorpora todo tu ser al momento.

No dejes que el pasado interfiera y no dejes que el futuro se entrometa.

El pasado ya no existe, está muerto, y el futuro no existe todavía.

Significado de Aquí y Ahora

Significado de Aquí y Ahora

“Conoce la importancia de vivir el presente, que es eso, un presente, un regalo para ti”

Hoy quiero hablaros de una frase que empecé a oír hace tiempo y que aunque su significado parece estar muy claro, en el fondo no es tan sencilla como aparenta: “Aquí y ahora”

Aquí y ahora significa que lo único real y existente es el instante en el que estás viviendo ahora, ni un segundo antes, ni un segundo después. El pasado ya no existe, ya se fue, ya pasó; el futuro tampoco porque todavía  no ha llegado. Así que lo único que verdaderamente es tuyo en este segundo, es el aquí y ahora.

Esto es fácil de entender, aunque un poco difícil de llevar a la práctica de manera continuada. Pero vamos a observar bien la frase, vamos a desmenuzarla.

la-vida

El AQUÍ AHORA es la expresión perfecta para empezar a darnos cuenta de que todo sucede de un modo instantáneo, fulminante, y que va renovándose a cada chispa, a cada instante.  Que lo que era presente deja de serlo de un modo instantáneo, que  todo el universo es un MOMENTO PRESENTE.

Se va complicando un poquito, no?

Los monjes ZEN saben desde hace años lo que la ciencia actual ha descubierto referente al espacio tiempo.

AQUÍ AHORA junta al espacio y al tiempo. No puede haber un aquí que se refiere al espacio, sin un ahora que nos muestra el tiempo, porque los dos están íntimamente ligados.

Y os preguntareis pero esto para que me sirve, pues el tomar consciencia del aquí ahora nos invita, nos empuja, a vivir cada instante, este instante como único. Y como es único, voy a dar todo lo que pueda de mí, voy a poner todos mis sentidos en experimentarlo y así conseguir que sea maravilloso.

Vivir el presente, significa estar despierto, estar consciente, y aun os diría más, significa VIVIR;  porque estar en el aquí y el ahora nos lleva a tomar consciencia de todo lo que nos rodea y de nosotros mismos.

Y como es que nos resulta tan complicado vivir en el aquí y ahora?
Cada segundo pasan por nuestra mente 60 pensamientos diferentes. Son pensamientos que por norma general tienen que ver con algo que sucedió en el pasado o con algún plan de futuro.

Y esto nos lleva a perdernos el instante, a no vivir  con total intensidad el momento.

Vivimos en el pasado, dándole mil vueltas a lo que hicimos y lo que dejamos de hacer, lo que estuvo mal o lo que estuvo bien, lo que dijo el otro o no dijo, o lo que hizo o no hizo.

Vivimos en el futuro planeando cosas que queremos  hacer, cosas que vamos a decir…

Y es bueno de vez en cuando mirar al pasado para aprender, para reflexionar y tomar aquello que nos sirve y soltar lo que ya no nos vale para nada.
También es importante planear para saber hacia dónde vamos.

El problema es que muchas veces nos quedamos sentados ahí, en el pasado dando vueltas y más vueltas, rumiando como las ovejas aquello que paso, buscando por ques, juzgándonos, culpándonos, haciéndonos las víctimas, pero sin reflexionar, sin mirar lo realmente importante que son los “para ques”. Para que he vivido esta experiencia, miro, observo, analizo si es preciso, lo aprendo, lo suelto y sigo.

El problema aparece cuando nos ponemos a construir castillitos en el aire, soñando, idealizando…pero sin poner os pies en la tierra.

Y os preguntareis…por qué la mente siempre está en el pasado o en el futuro?

La mente no puede estar en el presente, es absolutamente imposible, ya que la mente siempre está pensando y para pensar necesita espacio.

Se puede pensar en el pasado, ya que el pasado se encuentra en la memoria y allí hay espacio, hay detalles vividos, hay experiencias, sentimientos….allí la mente esta a sus anchas, tiene todo el espacio que desea para profundizar cada vez mas….

También puede pensar en el futuro puesto que todavía no está aquí y entonces le permite a la mente soñar, y en el futuro el espacio  es infinito y la mente puede imaginar sin límites, puede planear, especular..

Cuando estamos en el aquí y ahora, la mente desparece, ya no está ahí, porque no puede pensar. El aquí y ahora es solo una fina línea divisoria entre el pasado y el futuro, no hay espacio para que la mente pueda moverse.
Por eso podemos estar en el presente, pero no podemos pensar en él. No hay espacio.

Tengamos en cuenta que los pensamientos son como los objetos, son cosas materiales, muy sutiles, pero son materiales y necesitan espacio.
Por ello no podemos pensar en el presente, ya que en el momento en que empezamos a pensar, ya es pasado.

Cuando miras a tu hijo sonriendo, dices: “pero que guapo es mi niño” y ese pensamiento…ya es pasado. Ese sentimiento que te ha producido ver la sonrisa de tu hijo, cuando te paras a pensarlo, a verbalizarlo… ya es pasado. La mente ya lo ha archivado en la memoria.

En el momento en el que sientes ese cariño, esa alegría interna al ver la sonrisa, tú estas presente, sientes, pero no puedes pensar…solo estas.

Hay espacio suficiente para ti, pero no para los pensamientos.

Cuando nos encontramos en el presente tampoco es posible soñar, porque soñar es pensar con imágenes y las dos cosas son materiales, el pensamiento y la imagen.

 

Tampoco debemos pensar que la mente no nos sirve o que es nuestro enemigo, la mente es necesaria y forma parte de nosotros, pero debemos ser conscientes de que nosotros no somos la mente, no somos nuestros pensamientos, somos seres de luz que hemos venido a experimentar, a evolucionar.

Nosotros somos los que debemos controlar los pensamientos y no al revés, como nos suele pasar. Permitimos que los pensamientos nos controlen, y nos hagan sentir de una manera o de otra.

Porque aunque no lo parezca, todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad de pensar y sentir como queramos, como deseemos.
Estar en el aquí y ahora continuamente es bastante complicado ya que en la sociedad en este mundo en el que habitamos es casi completamente imposible no planificar el futuro.

Además, es normal que queramos planificar nuestro futuro y que nos marquemos objetivos y metas que cumplir, al igual que como he dicho antes es maravilloso pasearnos de vez en cuando por el pasado para aprender de las experiencias vividas, pero cuando lo hagamos debemos estar presentes.

Vivir el presente significa que nuestro pensamiento debe estar en perfecto comunión con nuestro sentimiento y con nuestra acción.  Todo, pensamiento, sentimiento y acción debe estar alineado.

Y normalmente tenemos que reconocer que esto no suele pasar. Casi todas nuestras acciones, están desalineadas con lo que pensamos y sentimos en el momento de realizarlas, en el momento presente.

estar presentesPor ejemplo: vamos a la playa y en vez de estar presentes, con nuestros pensamientos y sentimientos coordinados con lo que estamos haciendo, nos ponemos a pensar en que vamos a hacer de comer, si a pepe le sentó mal lo que le dijimos el otro día, como voy a venderlo aquello a ese cliente…. Y os sentimientos se desparraman hacia la preocupación, la angustia, la intriga…. Y nos perdemos el momento presente de sentir el calor de la arena en los pies, el frescor del agua, la belleza del mar…

Y lo peor de todo es que esos pensamientos en la inmensa mayoría de los casos son lo que denominamos ruido mental, es decir, que son  repetitivos, inútiles, y producidos por el ego.

En el momento que nos hacemos conscientes de ese ruido mental y decidimos observarlo, nos damos cuenta de que desaparece.

Probarlo!!!, sentaros tranquilamente, relajados e imaginar que no sois vosotros los que estáis pensando, que sois como un observador que está mirando una mente. Y mirar a ver qué pensamiento aparece. Casi seguro que durante unos momentos no va a aparecer ni un solo pensamiento. Lo que hemos conseguido es detener el ruido mental, simplemente con la mera observación.

La pequeña alma y el sol

La pequeña alma y el sol

Erase en un No Tiempo una pequeña Alma que le dijo a Dios: -“¡Ya sé quien Soy!”“!Soy la Luz!”.-
Dios le dijo entusiasmado -“¡Es correcto!” “Tú eres la Luz”-
La Pequeña Alma estaba feliz por haber descubierto esta verdad tan grande.
Pero la Pequeña Alma se dio cuenta de que esto no era suficiente porque ahora deseaba experimentar lo que Era. Así que la Pequeña Alma volvió con Dios y le dijo:- “Dios, una cosa es saber quien Soy y otra cosa es actuar de acuerdo a lo que Soy. Ahora yo deseo sentir como se siente ser la Luz. ¿Me podrías ayudar?”-
“Pero tú eres realmente la Luz”- Dios respondió sonriendo. “Si, pero yo deseo sentir como es Ser la Luz”- exclamó el niño.

237“Bien” ,dijo Dios, “Supongo que siempre debí haberlo sabido. Tú siempre has sido una pequeña alma a la que le gustan las aventuras. Sólo que hay algo que debes saber y recordar siempre. No hay nada más que Luz. Verás, no he creado nada más que lo que tú eres; así que no hay una forma sencilla para que experimentes lo que Tú Eres. No hay nada diferente a ti con lo que te puedas comparar, pues todo es Luz como Tú.”“¿Cómo?” dijo la Pequeña Alma.
“Piénsalo de esta forma”, dijo Dios. “Tu eres como una vela en el Sol. Estás ahí con millones y trillones de velas que juntas forman el Sol. El sol no sería el Sol sin ti o sin alguna de estas velas… no brillaría como brilla ahora. Así que, ¿como puedes conocerte como la Luz, si estás dentro de pura Luz?”“Bueno, tú eres Dios… ¡Piensa en algo! dijo la Pequeña Alma

 

descarga (2)“Como no te puedes conocer a ti mismo como la Luz mientras estés en la Luz, te vamos a rodear de oscuridad”– dijo Dios
“¿Qué es la oscuridad?”- preguntó la Pequeña Alma.
“Es aquello que tú no eres”- dijo Dios
“¿Me va a dar miedo la oscuridad?,- dijo la Pequeña Alma
“Sólo si tu lo eliges”,- respondió Dios. “No hay nada en realidad a lo que le debas temer, a menos que tú decidas que lo hay. Verás, todo esto lo estamos inventando, como si fuera una película o una obra de teatro que en realidad no existe. Es como un juego.”
La Pequeña Alma se sintió mucho más tranquila al escuchar esto.
Entonces Dios le explicó que para poder experimentar cualquier cosa, tenía que conocer lo contrario a ello. “Es un regalo maravilloso, pues sin lo contrario, no podrías conocer nada. No puedes saber que es caliente si no conoces el frío,lo rápido sin conocer lo lento, la izquierda sin la derecha, el ahora sin el después.
Así que,”- concluyó Dios,- “cuando estés rodeado de oscuridad, no la maldigas ni te enojes con ella, pues eso sólo te traerá más oscuridad. Mejor sé la Luz dentro de la oscuridad, y no te enojes por ello. Entonces, sabrás muy bien quien realmente Eres, y los demás también lo sabrán. ¡Deja que tu Luz brille tanto que haga saber a todos lo especial que Eres!”-
“¿Osea que está bien hacer notar a los demás lo especial que Soy?”- preguntó la Pequeña Alma.
“¡Por supuesto!”,- dijo Dios. “¡Está muy bien! Pero recuerda, ‘especial’ no significa ‘mejor’. Todos son especiales, cada uno en su propia forma de Ser. Pero muchos lo han olvidado. Verán que está bien para ellos ser especiales sólo cuando vean que está bien para ti serlo.”-
“Guauu” -dijo la Pequeña Alma,. “¡Puedo ser tan especial como yo quiera Ser!
“Si, y puedes comenzar ahora”- dijo Dios, quien estaba igual de entusiasmado que la Pequeña Alma.

 

 

Fuentes-de-luz-natural-directa-natural-indirecta-y-natural-difusa“¿Qué parte de especial quieres Ser?”
“¿Cómo, no te entiendo?”- preguntó la Pequeña Alma
“Bueno, ser la Luz es ser especial, y ser especial tiene muchas partes. Es especial ser generoso. Es especial ser creativo. Es especial ser paciente, servicial, amigable, feliz, amoroso. Puedes ser todo esto, o cualquier parte de especial que tú desees ser, en cualquier momento. Eso es lo que significa Ser la Luz.”
“¡Ya sé lo que quiero ser!”- anunció la Pequeña Alma muy emocionada. “Quiero ser la parte especial de la Luz llamada ‘Perdón’. Quiero experimentarme como el Perdón. ¡Eso es lo especial que quiero ser!”
“Ok”,- dijo Dios.“Pero hay algo que debes saber… No hay nadie a quien debas perdonar.”

 

“¿Nadie? ¡¡¡¿¿¿cómo???!!!,- la Pequeña Alma no podía creerlo.
“Nadie” repitió Dios. Todo lo que he creado es perfecto. No hay una sola alma en toda la creación menos perfecta que tú. Mira a tu alrededor.” La Pequeña Alma se dio cuenta que había un grupo enorme de almas reunidas. Almas habían llegado de muchos lugares lejanos, de todo el Reino, pues había corrido la voz de que esta Pequeña Alma estaba teniendo una maravillosa conversación con Dios, y todos querían escuchar lo que hablaban.
Mirando a su alrededor a todas las almas reunidas, la Pequeña Alma aceptó esto que Dios le decía. Ninguna alma parecía menos maravillosa, menos perfecta, menos magnífica que ella misma. Tal fue su asombro al ver tantas almas reunidas, y tan brillante era su Luz, que la Pequeña Alma a penas podía fijar la mirada entre ellos.
“Entonces, a quien tendrías que perdonar?”- preguntó Dios
“!!!Oh Oh!!!, esto no va a ser nada divertido”- dijo desilusionada la Pequeña Alma.
“Quería experimentarme a mi mismo como Aquel que Perdona. Quería saber como se sentía esa parte de ser especial”

 

descarga (1)Un Alma Amigable se acercó a la Pequeña Alma y le dijo: “No te preocupes, yo te ayudaré.”
“¿Lo harás?”- dijo entusiasmada la Pequeña Alma,-“Pero ¿Qué puedes hacer?-
“Puedo darte alguien a quien perdonar”,-dijo el Alma Amigable. “Puedo ir en tu siguiente vida y hacerte algo para que tú me tengas que perdonar”.
“¿Pero porqué harías eso?, -dijo la Pequeña Alma, -“¡Tú, que eres un Ser de Pura Perfección!”, Tú, que vibras tan alto y con tanta velocidad que creas una Luz tan brillante que a penas deja mirarte fijamente. ¿Qué podría hacer que quieras bajar tanto tu vibración que entonces tu Luz brillante se transformara en una pesada oscuridad?”¿Qué podría hacer que vinieras a mi vida y te hicieras tan pesada para hacer algo malo?”-
“Simple”, dijo el Alma Amigable,- “Lo haré porque te amo”-

 

 

La Pequeña Alma pareció sorprendido con la respuesta. “No te sorprendas tanto”, dijo el Alma Amigable,“tu has hecho mucho por mi, ¿no lo recuerdas? Hemos estado juntos, tu y yo, muchas veces. A través del tiempo, en muchos lugares, hemos jugado juntos, sólo que no lo recuerdas. Hemos sido Todo lo que Es. Hemos estado Arriba y Abajo, a la Izquierda y a la Derecha.
Hemos estado en el Ahora y en el Después de la Creación. Hemos sido hombre y mujer, lo bueno y lo malo. Los dos hemos sido el villano y la víctima. Así que, hemos ido juntos, tu y yo, muchas veces antes; cada uno trayendo al otro la perfecta y exacta oportunidad para Expresar y Experimentar Quien Realmente Somos.”-
El Alma Amigable explicó más: “Iré a tu siguiente vida y seré ‘la mala” esta vez. Te haré algo muy malo, y así te experimentarás como aquel que Perdona.”-

 

Entonces, el Alma Amigable se puso seria, y le dijo “Tienes razón en algo. Voy a tener que bajar mi vibración mucho y volverme muy pesada para poder hacer esta cosa-no muy-buena. Tendré que fingir Ser algo que no Soy, muy diferente a la Luz que Soy
ahora. Así que te debo pedir un favor.”-
“Lo que sea”- dijo la Pequeña Alma, mientras saltaba de alegría cantando “Voy a saber perdonar” “Voy a saber perdonar” “¿Qué es lo que quieres que haga? Eres un Ángel tan maravilloso al querer ayudarme”-
“Claro que el Alma Amigable es un Ángel” interrumpió Dios. “¡Todos lo son!, Recuerden siempre esto:

f11cdd571de71f2ae186246b86c90321

Yo sólo te envío Ángeles a tu vida

Así que la Pequeña Alma quería más que nunca asegurar al Alma Amigable que cumpliría su petición. “¿Qué es lo que necesitas que haga por ti?”- preguntó de nuevo la Pequeña Alma
“En el momento en que haga algo que te duela mucho. En el momento que te haga lo peor que te podrías imaginar… en ese momento,  recuérdame Quien Realmente Soy. Recuérdame que Soy Luz”-
“¡Lo haré, lo prometo! -dijo la Pequeña Alma. Siempre te recordaré como te veo ahora, en este momento.”

“Bien”, dijo el Alma Amigable, “porque, verás, yo habré estado pretendiendo tanto no ser Luz, que lo habré olvidado yo misma. Si tú no me recuerdas como la Luz que soy, tal vez no pueda recordarlo por mucho tiempo. Y si yo olvido quien realmente Soy, tú también puede ser que olvides quien realmente Eres, y los dos estaremos perdidos. Entonces necesitaremos otra alma que nos lo recuerde.”
“No nos pasará eso” prometió de nuevo la Pequeña Alma. Yo siempre te recordaré como la Luz que Eres. Y siempre te agradeceré por darme este regalo, la oportunidad de experimentar Quien Soy”.

Así, el acuerdo se hizo. La Pequeña Alma fue a una nueva vida, emocionado de ser la Luz, lo cual era muy especial, y emocionado por ser esa parte especial llamada Perdón. Y así, la Pequeña Alma esperó ansiosamente para poder experimentarse a si misma como el Perdón, y para agradecer a cualquier otra Alma que lo haya podido hacer posible.
Y en todos los momentos en esa vida, siempre que una nueva alma aparecía en escena, ya sea que le diera felicidad o tristeza, especialmente en la tristeza, la Pequeña Alma siempre recordaba:

Dios sólo te envía Ángeles a tu Vida  

images (1)

Escrito por Neale Donald Walsch

Como limpiar el aura

Como limpiar el aura

Debemos mantener nuestra aura lo más limpia y brillante posible, ya que de ello depende nuestra salud física, emocional y mental y no solo eso, sino que nuestra realidad puede ser realmente agradable y exitosa si así lo hacemos.

Sabemos que los pensamientos negativas, las emociones que no expresamos o liberamos, los sentimientos que nos deprimen o nos provocan y enfurecen ,hacen que nuestro campo energético se enturbie, aparezcan como nubarrones grises y hasta se produzcan grietas y agujeros. Pero también podemos encontrarnos con energías no deseadas, con campos energéticos que quieran absorber la nuestra…en fin…que de todo hay como dicen las meigas.

Pues para ello hay una serie de recomendaciones sencillas y fáciles que pueden resultarnos de gran ayuda.

 
1.- Habréis oído hablar de los baños de sal. Pues nada más sencillo que para limpiar el aura de energías bajas que llenar la bañera con agua caliente y echar en ella 2 kilos de sal. Nos sumergimos durante 20 minutos y listo!!!! Si queréis podéis encender velas, poner música suave, relajaros con un buen libro, aprovechar para meditar…un ratito con uno mismo siempre viene bien!!! Aunque lo que limpia el aura es estar en el agua con sal.

Baños de salCuando hayáis terminado con una relación de pareja en donde hayan existido relaciones sexuales, saber que su energía y la vuestra han quedado conectadas. Es por eso que en el programa de la pareja avisaba que las relaciones sexuales no deben tomarse a la torera porque ya no es solo la cuestión de salud física, sino y mucho más importante la cuestión energética!!! Pero si la relación de pareja ha terminado y notáis que es difícil cerrar ese capítulo…meteros en un baño de agua con sal y por lo menos vuestra aura estará limpia de sus restos energéticos. Ya solo quedara la mente…que de por si es bastante pesadilla!!!! Si no disponéis de una bañera, al ducharos, frotaros las plantas de los pies y de las manos con sal y visualizar como el agua va arrastrando cualquier indicio de suciedad de vuestra aura y esta se va por el desagüe.

2.- Otro método sencillo y rápido es pasaros un incienso.

incienso-El humo de salvia blanca es conocido por los indios de América del Norte por ser muy purificador. Los chamanes lo han utilizado con éxito durante más de 20 años para eliminar vibraciones negativas y para limpiar el aura y malas energías. La salvia emite iones negativos que es lo que notamos en el aire justo después de una tormenta, o cuando estamos a la orilla del mar, es decir, ozonifica el ambiente.

Para limpiar tu aura, simplemente enciende un poco de salvia seca y utiliza las manos para dirigir el humo por encima de tu cabeza, la cara, delante y a los lados de tu cuerpo; bajo tus pies, alrededor de las manos y los brazos y la parte de la espalda que puedas alcanzar. Los indios la encendían en una concha marina, para representar el agua, con un carboncillo que representaba el fuego y el humo blanco que suelta representaba el viento. El hombre era la tierra y la unión de todos los ingredientes formaban el quinto elemento, el espíritu.

Personalmente no he probado la salvia blanca pero me da buenas sensaciones…la probaré!!! Por internet es muy fácil de encontrar.

-Lo que si he probado ha sido el palo santo!!! Me encanta! Palo Santo significa “madera sagrada” y es el nombre del árbol llamado bursera graveolens cuya madera curativa. El árbol hasta que no ha muerto de forma natural y han pasado de 3 a 4 años no se usa. Ningún árbol de palo santo se tala. Se utilizan todas las partes del árbol. El tronco tiene un alto porcentaje de Limonene que pertenece a la familia de los solventes o trementinas y son los que limpian tanto física como espiritualmente. Tiene un aroma muy particular, intenso, fuerte, dulce….

Y no solo sirve para limpiar el aura de energías negativas, sino que también relaja, ayuda a meditar, y además ahuyenta a los mosquitos y es afrodisiaco

-Otro incienso muy utilizado es el copal. El copal es una resina vegetal que proviene del árbol del copal de la amazonia del Perú y México. Es uno de los inciensos más importantes usado por las culturas de América. Cuando el árbol del copal madura, del tronco brota una resina de color blanco brillante que va cristalizándose, , una especie de bolas de nieve duras. Y esto es gracias al gorgojo que coloca sus huevos dentro de la corteza y cuando nace la larva se come la corteza por lo que la resina sale al exterior. La resina se endurece al contacto con el ambiente.

-También podemos utilizar la Lavanda que libera el aura magnética personal, y además ayuda a recuperar la alegría, a sentirse más relajados, a que tengamos las ideas más claras y nos equilibra.

-La Mirra limpia personas, lugares y amuletos. También se emplea para atraer el dinero y la prosperidad del negocio.

-El Romero que además de estimular la mente limpia energéticamente el aura cuando está sobrecargada o contaminada de energías negativas.

3.-También podemos utilizar las vibraciones del sonido.

Toda terapia de sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable, o sea una frecuencia modifica a otra.

Además el sonido modifica nuestras ondas cerebrales, y nos ayuda a elevar nuestra vibración entrando en otros estados de conciencia donde somos más receptivos a la auto-sanación.

-Los armónicos,  fueron descubiertos en Occidente por Pitágoras hace unos 2.600 años, que encontró que todos los sonidos estaban compuestos de vibraciones o frecuencias múltiples, no sólo de una, como nuestros oídos generalmente perciben. Los armónicos tienen efectos altamente beneficiosos sobre nuestro cuerpo y sobre nuestro campo energético. Ya hablare otro día más ampliamente del efecto de los armónicos y de los cuencos y de esta terapia maravillosa de los sonidos.

cuencos tibetanos-Podemos utilizar los cuencos tibetanos fabricados con una aleación de 7 metales: oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo, que están relacionados con los siete planetas que dieron nombre a los 7 días de la semana. Oro – Sol – Domingo; Plata – Luna – Lunes; Hierro – Marte – Martes; Mercurio – Mercurio – Miércoles; Estaño – Júpiter – Jueves; Cobre – Venus – Viernes; Plomo – Saturno – Sábado. Uniendo los 7 metales fundimos las 7 fuerzas que nos afectan.

-los cuencos de cristal de cuarzo es un mineral formado por dióxido de silicio. El cuarzo posee una gran afinidad con el hombre ya que nuestro ADN se estructura en una doble espiral muy similar a la del cristal de cuarzo y, las sustancias cristalinas están presentes en todo el organismo: en los huesos, en la sangre, en el cabello, en la piel, en las uñas y hasta en los dientes. Hay cuatro moléculas de sílice (cuarzo) en cada una de nuestras células y también está presente en la estructura crístalo-coloidal líquida del cerebro. Todo lo cual hace que tengamos una gran resonancia con los cristales.

Simplemente y con una baqueta, hacer sonar los cuencos a nuestro alrededor o bien poniéndolos encima de nuestro cuerpo. Podemos golpearlo ligeramente con el palo o hacerlos vibrar frotando el borde superior describiendo una circunferencia.

4.- Por último tenemos las visualizaciones que podemos realizarlas con un cristal en la mano (normalmente una amatista que transmuta) o sin el. Esta técnica necesita una gran concentración y que la persona se encuentre conectado con su yo interno. Simplemente hay que imaginar una bola de luz blanca a unos 5 cm de nuestro charkra corona y observar como de ella se van desprendiendo como gotas de luz blanca y brillante que van resbalando por nosotros y nuestra aura, llevándose consigo todo lo negativo, que o bien va a parar al cristal (que luego deberemos limpiar) o a la madre tierra que se encargara de transmutarlo.

Las capas del aura

Las capas del aura

El aura está compuesta por diferentes capas, que se encuentran ínter-conectadas entre si y poseen diferentes grosores y texturas.

1.- El Capa etérica

campo de energiaLa primera capa, la más cercana al cuerpo físico, está compuesta por minúsculas líneas de energía que siempre están en movimiento, filamentos de energía rectos de aproximadamente 5 centímetros de longitud. Toma su nombre de la palabra “éter”, estado entre la materia y la energía.

Es una réplica exacta del cuerpo físico, donde están representadas todas las partes y órganos del cuerpo, por lo que es muy útil para poder estudiar nuestra salud física.

Es en este nivel etérico donde la persona experimenta todas sus sensaciones físicas, tanto dolorosas como agradables.
El cuerpo etérico atrae energía vital del sol a través del chakra del plexo solar, y energía vital de la tierra a través del chakra base y a través de los chakras y los nadis las va distribuyendo por el cuerpo físico.
El cuerpo etérico graba todo lo que nos sucede en la vida y genera la energía que mantiene nuestro cuerpo físico, regenerándolo en las horas de sueño.

Es muy brillante y denso debido a la materia física, a esas mucosidades y partículas de la piel que desprende nuestro cuerpo con la respiración y el movimiento, y que quedan suspendidas en este campo de energía electromagnética.

Cuando el cuerpo etérico se encuentra en perfecto estado, es como un escudo en el que rebota, si no todo, parte, de lo que entra en contacto con nosotros, sean virus o bacterias, o sean energías negativas, y se puede observar brillante, claro y de tamaño uniforme alrededor de todo nuestro cuerpo.

Pero los pensamientos y emociones negativas y una forma de vida irregular con abusos de drogas, sobreesfuerzos, etc… pueden consumir la energía vital etérica, creando zonas débiles en el aura que van a permitir que entren todos esos bichitos y causar las enfermedades.
Los filamentos energéticos aparecen entonces doblados o se sobrecruzan en formas desordenadas. Hasta se pueden observar agujeros o grietas en el aura, a través de los cuales pueden penetrar en el cuerpo las vibraciones negativas y las bacterias causantes de enfermedades.

Otra función importante de esta capa etérica consiste en servir de intermediario entre los cuerpos energéticos superiores y el cuerpo físico. Transmite a la capa emocional y a la capa mental toda la información que hemos ido recabando a través de los sentidos, y al mismo tiempo transmite energías e informaciones desde las capas superiores al cuerpo físico. Cuando la capa etérica se encuentra debilitada, este flujo de información y energía obstaculiza, y la persona puede parecer indiferente tanto en el plano emocional como en el mental.

Las plantas, en particular las flores y los árboles, también poseen una radiación energética muy semejante al aura etérica del ser humano. Podemos utilizar esta radiación para proporcionar nueva energía a nuestra propia aura. Esta energía también se encuentra en los aceites esenciales.
Probar a abrazar un árbol o a apoyar la espalda contra él, dejando que su energía entre en vosotros O tumbaros en el campo, donde haya flores y dejar que su olor penetre en vuestro interior y su vibración os llene.

El cuerpo etérico se vuelve a formar en cada reencarnación y cuando morimos se disuelve a los tres o cinco días (el cuerpo astral, el cuerpo mental y el cuerpo causal continúan existiendo después de la muerte, y en cada nueva encarnación se unen otra vez al recién formado).
Su tono azulado indica fluidez, flexibilidad y sensibilidad, es el más denso de los cuerpos y se detecta con una cámara Kirlian y el más fácil de ver, sobre todo en la punta de los dedos.

Barbara Ann Brennan, quien además de física, posee el don de la clarividencia, nos ha contado que este cuerpo se extiende desde 1,25 cm hasta 5 cm, más allá del cuerpo físico, dependiendo de la persona y su estado energético. Ella lo visualiza de un color azul claro en personas tranquilas y sensibles, y de un azul grisáceo más oscuro en las personas fuertes y robustas. Y nos da un gran consejo: “Cuanto más se conecte usted con su cuerpo, tenga cuidado de él y lo ejercite, más fortalecerá y desarrollará el primer nivel del campo”.

2.- La capa Emocional

compuestos de energiaEs la segunda tras la etérea, y se la relaciona con los sentimientos.
Sigue bastante la forma cuerpo físico, pero no la duplica. Su estructura es mucho más fluida y está formada por nubes de colores de una sustancia fina en constante movimiento.

El aura del cuerpo emocional presenta una forma ovalada y se extiende desde 2,5 hasta 7,5 cm del cuerpo pudiendo ampliarse a varios metros de distancia en torno a la persona.
El capa emocional penetra en los otras más densas a las que envuelve.

Es el portador de nuestros sentimientos, de nuestras emociones y de las cualidades de nuestro carácter. Lo que denominamos «calor» del corazón viene de este cuerpo astral, y es en el donde debemos trabajar si queremos modificar una creencia.
Está asociado al plexo solar, y su color es el amarillo.

Tiene diferentes matices de color desde brillantes hasta tonos oscuros y turbios, dependiendo de los sentimientos que estemos experimentando.
Los sentimientos de mejores vibraciones como el amor, la alegría, la paz, son brillantes y transparentes. Al contrario cuando estamos agobiados, tristes, enfadados…los colores resultan oscuros y turbios.

Ninguno de los otras capas no materiales indica de manera tan clara como la capa emocional la visión que tenemos del mundo y de nuestra realidad.

En la capa emocional se hallan almacenadas, entre otras, todas nuestras emociones no liberadas, las angustias y agresiones conscientes e inconscientes, las sensaciones de soledad, rechazo y falta de autoconfianza, etc….que emiten sus vibraciones a través del aura emocional y transmitiendo ese mensaje de manera inconsciente al mundo exterior.

Y aquí es donde se materializa el principio de la atracción mutua. Las frecuencias energéticas que emitimos atraen vibraciones energéticas iguales. Esto significa que, con frecuencia, nos encontraremos con personas y circunstancias que precisamente reflejan aquello que nosotros queremos evitar o de lo que queremos librarnos conscientemente, o aquello que tememos.
De esta forma, el entorno nos sirve como espejo para todos aquellos elementos que hemos apartado desde nuestra vida consciente escondiéndolos en las áreas del inconsciente.

Todo esto se refleja en el aura en forma de nubes oscuras.

Si estamos angustiados atraeremos situaciones que nos confirmen ese sentimiento. Porque la capa mental puede dirigir el comportamiento hacia el exterior, pero no suprimir las estructuras emocionales que son inconscientes.
Por ejemplo, una persona puede desear conscientemente el amor y el éxito pero inconscientemente estar emitiendo frecuencias energéticas contradictorias de celos y falta de autoconfianza, que le impedirán alcanzar su objetivo consciente.

Tener en cuenta que esos atascos emocionales seguirán estando ahí, en nuestra aura en cada encarnación hasta que los liberemos.

El mayor número de «nudos emocionales» se encuentran en la zona del chakra del plexo solar. Este chakra nos proporciona el acceso más directo a nuestras estructuras emocionales a través de la vivencia inmediata.
Sin embargo, si deseamos conocer de manera consciente estos nudos emocionales, debemos usar la visión intuitiva con el chakra del tercer ojo.
Pero puede que ni aun así podamos realizar una total liberación.
Sólo a través del cuerpo espiritual se pueden disolver esas estructuras emocionales, ya que en él se manifiesta la sabiduría y el amor de nuestro yo superior. Este vínculo podemos establecerlo a través del chakra del corazón y del chakra coronal.

El yo superior no enjuicia, no divide las experiencias en «buenas» y «malas”, solo nos indica que debemos tener ciertas experiencias para averiguar que sentimientos y acciones nos separan de nuestra esencia original, lo cual nos hace sufrir.

Cuando la vibración de nuestro capa espiritual se une con a la capa emocional y consigue aumentar su frecuencia y que vibre más rápido, se expulsan las energías negativas almacenadas, que tenían frecuencias bajas. Es cuando conseguimos perdonarnos a nosotros mismos y a los demás y conseguimos liberarnos del recuerdo de esas experiencias.

Y cuantas más emociones atrapadas liberemos, mas sentimientos de amor y de alegría incondicional seremos capaces de irradiar. El aura emocional tiene entonces colores más claros, intensos y transparentes, y los mensajes que emite nos atraen la felicidad y el amor.
Cuanto más desarrollada esté una persona y mejor sepa definir sus sentimientos, sus simpatías y las cualidades de su carácter, tanto más claro y transparente se manifestará su cuerpo emocional.

3.- La capa Mental

el auraEs donde se manifiestan los pensamientos, las ideas y el intelecto. Está compuesto por finas líneas de color, que se pueden ver, como una luz brillante que parte desde la cabeza de la persona hacia los hombros y el resto del cuerpo físico.

Es la menos estática de todas y la responsable de impulsar los demás cuerpos sutiles. Está asociado a los chakras del corazón, timo y cuello. Sus colores son el verde, el turquesa y el azul. Se extiende desde 7,5 cm hasta 60 cm del cuerpo. Su vibración es mayor que la de la capa etérica y la de la capa emocional, y su estructura es menos compacta. Es de forma ovalada, y si la persona tiene un desarrollo elevado su volumen puede extenderse hasta ocupar aproximadamente el mismo espacio que el cuerpo emocional y el aura emocional juntos.

Se expande y se hace más brillante cuando la persona que lo posee está concentrada en procesos mentales.

Las energías mentales forman concentraciones energéticas que llamamos pensamientos. Estos tienen formas y colores diferentes dependiendo de qué emoción se le asocie pudiendo ser muy poderosos y afectarnos de manera positiva o negativa.

En el caso de pensamientos negativos, sería bueno cambiar estos estados mentales a otros de mejor vibración, para conseguir disolver estas materializaciones energéticas que ensucian y obstruyen nuestra aura y que generan un círculo vicioso de pensamientos que nos perturban.

La capa mental posee frecuencias menores y mayores. Sus frecuencias menores se manifiestan en el pensamiento lineal basado en la razón, a través del cual buscan la verdad la mayoría de las personas. Este tipo de actividad racional se basa en lo que percibimos con el plano físico. Esta información se transmite a la capa emocional a través de la capa etérica. Entonces la capa emocional transforma la información en sentimientos y se los retransmite a la capa mental. Este reacciona formando pensamientos verbales.

Con frecuencia, debido a esa influencia de la capa emocional, que suele estar llenito de emociones atrapadas, la información se distorsiona, por lo que el pensamiento también se distorsiona. Y aparecen los mismos esquemas mentales una y otra vez con los que enjuiciamos lo que sucede a nuestro alrededor.

Y esto nos descubre algo muy importante: que el pensamiento racional no es ni mucho menos imparcial y objetivo.

En una persona poco desarrollada mentalmente, el cuerpo mental tiene la apariencia de una sustancia blanca lechosa. Los pocos colores existentes son apagados y sin brillo, y su estructura aparece relativamente opaca. Cuanto más vivos son los pensamientos y cuanto más profundos son los conocimientos intelectuales de una persona, tanto más claros e intenso son los colores que emite.

Los pensamientos que surgen en el cuerpo mental por esta frecuencia menor suelen estar relacionados con el bienestar personal y los intereses terrenales y el buscar soluciones a ellos se convierte en su misión principal. Sin embargo, esto significa una distorsión de su carácter original y una limitación de sus capacidades.

Porque la auténtica función del cuerpo mental consiste en coger las verdades universales que le llegan del cuerpo espiritual e integrarlas con el entendimiento racional, y entonces traspasarlas a las situaciones cotidianas para buscar una solución que este en consonancia con las leyes universales.
Esos conocimientos que nos llegan del plano espiritual se manifiestan en forma de intuiciones repentinas, imágenes o incluso sonidos y nos ayudan a fijarnos en la verdadera naturaleza de las cosas.
Conectamos con las frecuencias mayores del cuerpo mental cuando unimos el chakra del tercer ojo con el chakra corona.

4.- La capa áurica

hoja energiaEsta cuarta capa es un espacio de transición y comunicación entre el mundo físico, constituido por estas tres primeras capas y el mundo espiritual formado por las cuatro capas siguientes. Actúa como una especie de purificador entres de las energías terrenales al irse elevando hacia lo más espiritual.

Esta cuarta capa es la capa del amor y está relacionada con el chakra del corazón. En la medida que nos elevamos con el sentimiento amoroso a niveles más altos, vamos haciendo más fácil el camino hacia nuestra propia espiritualidad.

Está compuesta por múltiples colores, todos ellos más brillantes y nítidos que los del cuerpo emocional. No tiene forma definida y se extiende de 15cm a 30cm del cuerpo más o menos Es donde se graban las emociones vividas con respecto a nuestros semejantes. Este bello arco iris de colores, está generalmente teñido por la luz rosácea del amor.

El chakra del corazón de una persona que ama está invadido por la luz rosa en el nivel astral. Cuando las personas se enamoran, se puede ver como un arco de luz rosa que va de corazón a corazón.

Muchas veces interactuamos con algunas personas a nivel astral.
Las auras se comunican antes de que exista comunicación física, y nos damos cuenta por las emociones que despierta en nosotros con solo estar cerca, sin haber hablado con ella. Esta comunicación puede ser incluso a distancia, no hay límites físicos para ella.

Es en este cuerpo donde se manifiestan “acercamientos” que tal vez querríamos evitar. Cuando se logra ver este campo de energía, es frecuente observar a personas en grupos que, si bien aparentemente no se miran siquiera, sus astrales forman figuras que se estiran hasta tocarse…

¿Nunca os ha pasado que aunque no mirabais a una persona, ni ella tampoco, sentíais como si os estuvierais mirando? Es turbador… es astral… Las sensaciones pueden ser placenteras, pero también indeseables. Por eso en las curas energéticas, es necesario limpiar a conciencia el cuerpo astral de cualquier influencia astral externa que haya recibido.

En esta capa del aura se encuentra el denominado archivo akáshico, un lugar en el que están registradas las sucesivas reencarnaciones por las que hemos ido pasando. Y también podemos conectar con nuestros guías. Su forma de manifestarse es mediante eso que denominamos corazonadas, esas sensaciones que de vez en cuando tenemos o cuando estamos pensando en una personas y de pronto aparece.

5.- La quinta capa, llamada cetérica

Está situada a unos 45 a 60 cm de nuestro cuerpo físico. Es la primera de las tres capas que forman la zona espiritual. Se la llama cetérica porque posee la misma estructura energética que la capa etérica, pero con un objetivo más amplio ya que contiene el diseño de toda a realidad material, y en cambio la capa etérica solo se ocupa de dar energía al cuerpo físico.

En esta capa encontramos nuestro plan de vida, es decir, todas las experiencias que tendremos que vivir en esta encarnación para que sea exitosa. Y es donde tomamos las decisiones que afectan a nuestro futuro.

Es el nivel en el cual el sonido crea materia, en el que se puede curar a través del sonido. Su forma es de líneas traslucidas sobre un fondo azul cobalto. Es llamado doble etéreo porque es allí donde encontramos las formas más sutiles del primer cuerpo aural, o etéreo; aquí queda el negativo de toda forma de creación del patrón que se ha creado en la parte física.

Es como el instrumento que utiliza nuestro Yo superior para que aprendamos aquello que pueda ayudarnos a evolucionar, por ello es aquí donde realizamos los cambios mas profundos. Es como la voluntad espiritual.

Para que nos lleguen esos mensajes debemos tener bien alineadas las otras capas, que exista una buena comunicación entre ellas y asi el mensaje nos llegue de manera clara.

A esto nos ayudan los guías de la quinta capa que son los que nos aconsejaron antes de encarnarnos en esta vida cuales eran las mejores condiciones (que familia elegir, que momento, que país…) y siguen a nuestro lado cada vez que tomamos decisiones mas transcendentales.

Es una capa muy difícil de ver, esta como encriptada, pero en cambio es mas posible que podamos escuchar a nuestro yo interno y a nuetsros guias.

6.- La capa Celestial (Sexta capa)

Este nivel es el nivel emocional del plano espiritual. Se extiende desde unos 60 hasta unos 83 cm del cuerpo.
Es el nivel a través del cual experimentamos el éxtasis espiritual, el que se puede alcanzar a través de una constante disciplina en nuestra vida espiritual, y teniendo constancia en la meditación y el auto-conocimiento.

En este plano alcanzamos el punto del «ser» donde conocemos nuestra conexión con todo el universo, cuando vemos luz y amor en todo lo existente, cuando nos encontramos sumergidos en luz percibiendo que formamos parte de ella y que ella forma parte de nosotros y sentimos que somos uno con Dios, entonces hemos elevado nuestra conciencia hasta el sexto nivel del Aura.

El cuerpo celestial parece bañado por una hermosa luz tornasolada compuesta principalmente por tonalidades pastel. Esta luz tiene un brillo de oro-plata y una calidad opalescente, como lentejuelas de madreperla. Su forma es menos definida que la del nivel del patrón etéreo, por cuanto parece estar compuesta simplemente por luz que irradia del cuerpo, como el brillo que rodea una vela encendida. Dentro de este brillo hay, además, rayos de luz más fuertes y brillantes.

7.- El Cuerpo espiritual o Yo superior

guias espiritualesEl cuerpo espiritual se mantiene de encarnación en encarnación. En él permanece oculto nuestro espíritu, nuestro yo divino. Está relacionado con el chakra corona de color violeta o dorado.

Es el que mayor frecuencia de vibración posee de todos los cuerpos energéticos. En personas que aún son demasiado inconscientes en el plano espiritual, se extiende conjuntamente con su aura sólo un metro aproximadamente alrededor del cuerpo físico y en las personas más despiertas espiritualmente, puede proyectarse hasta varios kilómetros de distancia, con lo cual la forma ovalada original se transforma en un círculo regular.

Es la última capa del Aura, la que la contiene y mantiene unida. Es como una malla que da la forma de este huevo de energía. Se extiende desde aproximadamente 75 hasta unos 105 cm del cuerpo. Cuando llevamos nuestra conciencia al séptimo nivel del aura sabemos que somos uno con el Creador.
Está compuesta por diminutos hilos de luz oro-plata, como un conjunto de millares de hilos dorados. La parte exterior de la séptima capa, que es muy fuerte y elástica, resiste a la penetración y protege el campo en la misma forma que el cascarón lo hace con el polluelo.

A medida que esta energía va transformándose en frecuencias menores, inunda las diferentes capas y aumenta sus vibraciones. Depende del desarrollo de nuestros chakras el que podamos absorber y aprovechar esta energía.
Contiene el plan de vida y es el último nivel directamente relacionado con esta encarnación.

El cuerpo espiritual es esa parte divina que hay en nosotros, que es inmortal y que perdura a toda la evolución, mientras los demás cuerpos no materiales se disuelven paulatinamente a medida que el hombre va desarrollándose a través de los niveles de conciencia que exige una existencia en el plano terrenal, en el plano astral y en el plano mental