Vivir en el Aquí-Ahora…es posible?

por

Os voy a dar algunos truquillos porque lo que si os puedo asegurar es que si conseguimos vivir el presente, se vive muchísimo mejor, se encuentra uno  en paz  y esa paz también se transmite a los que nos rodean!!! Esta claro que no podemos permanecer siempre en el presente, pero intentémoslo el mayor tiempo posible

1.- Cada hora más o menos, respira profundamente y fíjate en lo que estas pensando.  Tengo que comprar  queso… uhmm….que le pasara a mi hijo…uhmmmm…

Solo míralos, sin juzgarlos, sin ponerles etiquetas…y déjalos pasar, no les des importancia, no te centres en ellos. Después vuelve a respirar profundamente y observa cómo te sientes. Solo eso.

Y así podrás darte cuenta de cuales son esos pensamientos que se repiten y podrás dedicarte a ellos para resolverlos y así centrarte en el momento presente.

iStock_000007706240XSmall2.- Siente, permítete sentir, simplemente eso, sin pensar. Nada de juicios, nada de clasificaciones, solo ser consciente de cada sentido, de cada sensación.

3.-  Regresa. Cuando te pilles recordando cosas pasadas, que además normalmente van a  ser negativas, vuelve al presente. Corta con esos pensamientos y observa donde estas, que pasa, que hay ahí, contigo.

4.- Huye de la monotonía, de la rutina porque es en esos momentos y como estas tan acostumbrado, el inconsciente toma el control y dejas de estar en el presente. Así que cambia tus hábitos: la ruta para ir al trabajo, el desayuno, la secuencia que sigues al levantarte de la cama….

5.- Cambia tus hábitos: come con la mano izquierda  o con la derecha si eres zurdo, así estarás centrado en lo que estas haciendo porque de verdad que es un tanto complicadillo, y podrás tener el tiempo y e momento para apreciar los sabores de la comida.

Cambia tu posición en la mesa, no comas siempre en la misma parte de la mesa ni en la misma silla. Unos días puedes comer con la tele encendida y otros apágala y disfruta del silencio.

6.- Cuando vayas andando por la calle, levanta la cabeza. Si vas con la cabeza hacia abajo es posible que estés más centrado en tus pensamientos que si la levantas.

Y entonces aprovecha para observar, para prestar atención a los miles de detalles que hay en tu camino: las casas, su color, su forma; las personas como andan, como miran; los coches, el modelo, su conductor, los ocupantes….

Ademas puede ser muy divertido si cada día te vas fijando en cosas diferentes: Hoy solo los coches, mañana, las mujeres, pasado los niños….

7.- Y por ultimo….ves más despacio. Para que correr tanto? Frena un poquito la forma de vivir, porque cuando uno saca la cabeza por la ventanilla de un coche que va muy rápido…no ve nada!!!
Mirar lo que nos dice Osho:osho-aquc3ad-y-ahora

Hay dos tipos de movimientos.

  • Uno es lineal, nos movemos siguiendo una línea, de una cosa a otra, de un pensamiento a otro, de un sueño a otro sueño. Nos movemos en una línea horizontal. Este es el movimiento del tiempo; es el movimiento de los que están completamente dormidos.

El otro movimiento  tiene lugar en una dimensión totalmente diferente.

  • Es el movimiento vertical, profundo.

Cuando el pensamiento cesa es cuando comienza este nuevo movimiento.

Caemos a las profundidades, como si cayéramos en un abismo.

Las personas que meditan profundamente llegan tarde o temprano a este punto; entonces les entra miedo, porque les parece que se ha abierto un abismo sin fondo… sienten vértigo, miedo. Les gustaría agarrarse al antiguo movimiento porque era algo conocido; esto se parece a la muerte.

Pasar de la horizontal a la vertical es la muerte, es la verdadera muerte.

Pero solo es muerte vista desde un lado; vista por el otro lado es resurrección. Es morir para nacer; es morir en una dimensión para nacer en otra dimensión.

Si te mueves de un pensamiento a otro, sigues estando en el mundo del tiempo (linea horizontal).

Si te mueves hacia dentro del momento, no del pensamiento, te mueves hacia la eternidad (linea vertical).

No estás estático porque nada puede estar parado en este mundo, nada puede ser estático.

En la línea horizontal, te mueves por motivaciones. Tienes que alcanzar algo: dinero, prestigio, poder o a Dios, pero tienes que conseguir algo. Hay una motivación.

El movimiento con motivación, equivale a dormir (inconsciente).

El movimiento sin motivación significa conciencia (despierto).

Te mueves porque moverse es un puro gozo, te mueves porque el movimiento es vida, te mueves porque la vida es energía y la energía es movimiento. No hay ningún objetivo, no intentas conseguir nada. De hecho, no vas a ninguna parte, no estás «yendo», estás simplemente gozando de la energía. No hay ningún objetivo fuera del movimiento mismo.

El mundo entero se mueve.

La existencia se mueve dentro de la eternidad.

La mente se mueve en el tiempo.

La existencia se mueve hacia las profundidades y las alturas, y la mente se mueve hacia adelante y hacia atrás.

La mente se mueve horizontalmente; eso es el sueño.

Si puedes moverte verticalmente, eso es la conciencia.

Vive en el momento. Incorpora todo tu ser al momento.

No dejes que el pasado interfiera y no dejes que el futuro se entrometa.

El pasado ya no existe, está muerto, y el futuro no existe todavía.

Compartir esto