Historias de la India sobre el Aquí-Ahora

por

“Ni tú ni yo somos los mismos”

Entre los primos de Buda, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.

Cierto día que Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida.

Sin embargo, la roca sólo cayó al lado de Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo.

Buda se dio cuenta de lo sucedido y permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

BudaDías después, Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.

Muy sorprendido, preguntó: -¿No estás enfadado, señor?

-No, claro que no.

Sin salir de su asombro, inquirió:

-¿Por qué?

Y Buda dijo:

-Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando fue arrojada.

Cuando estamos totalmente en el aquí y ahora, somos nuevos y perfectos tal como somos. No hay pasado, ni futuro.

Recordemos que todo pasa y todo cambia todo el tiempo.

 

“Vivir en el momento”

Buda5Un hombre se le acercó a un sabio anciano y le dijo:

Me han dicho que tú eres sabio… Por favor, dime ¿qué cosas puede hacer un sabio que no está al alcance de las demás de las personas?

El anciano le contestó: cuando como, simplemente como; duermo cuando estoy durmiendo, y cuando hablo contigo, sólo hablo contigo.

Pero eso también lo puedo hacer yo y no por eso soy sabio, le contestó el hombre, sorprendido.

Yo no lo creo así, le replicó el anciano. Pues cuando duermes recuerdas los problemas que tuviste durante el día o imaginas los que podrás tener al levantarte. Cuando comes estás planeando lo que vas a hacer más tarde. Y mientras hablas conmigo piensas en qué vas a preguntarme o cómo vas a responderme, antes de que yo termine de hablar.

El secreto es estar consciente de lo que hacemos en el momento presente y así disfrutar cada minuto del milagro de la vida.

 

Compartir esto